• -13,13%
search

Dark Tales - Cenicienta (expansión)

12,95 €
11,25 € 13,13% de descuento
Impuestos incluidos

Nota: requiere juego base para jugar.

Tenía que trabajar duro mañana, tarde y noche: levantarse antes del amanecer, traer agua, encender los fuegos, cocinar y limpiar. Entretanto, sus hermanastras hacían todo lo posible por herirla. Y por la noche, cuando estaba agotada de trabajar, no había cama para ella y tenía que dormir junto al hogar, sobre las cenizas. Puesto que siempre tenía un aspecto polvoriento y sucio, la llamaban... Cenicienta.

Cantidad
Últimas unidades en stock

100% secure payments

Última vez que se añadió este producto a un carrito: 18/04/2021

¡Vive uno de los grandes clásicos de los cuentos de hadas con DARK TALES – CENICIENTA!

Llegan nuevos personajes y objetos especiales al país de los cuentos tenebrosos para crear nuevas e inesperadas combinaciones, desde las Hermanastras abusonas hasta la cruel Madrastra, pasando por el fabuloso Baile en palacio y el famoso Zapato. 

¿Logrará Cenicienta bailar con el Príncipe, o serán las Hermanastras quienes capten su atención? 

Cuando la historia ha concluido, es el momento de empezar otra. 

¡El final puede volver a cambiar!

COMPONENTES DEL JUEGO:

21 cartas de Juego, 2 cartas de Ambientación de Cenicienta, 1 carta especial Baile en palacio, 21 fichas, 4 fichas de Puntos de victoria, 2 nuevas cartas de Ambientación básicas y reglas del juego.

Enlace BGG

EDGE2020052705
2 Artículos

Ficha técnica

Jugadores
2
3
4
Edad
14+
Tiempo de partida (minutos)
30+
Tipo de juego
Colección de sets
De cartas
Fantasía
Gestión de mano
Idioma
Español
Editorial
Edge Entertainment
Autor-a
Pierluca Zizzi
Tamaño de carta (mm)
61x112 Tarot francés

También podría interesarle

Opiniones

Sin opiniones por el momento

Escribe tu opinión

Dark Tales - Cenicienta (expansión)

Nota: requiere juego base para jugar.

Tenía que trabajar duro mañana, tarde y noche: levantarse antes del amanecer, traer agua, encender los fuegos, cocinar y limpiar. Entretanto, sus hermanastras hacían todo lo posible por herirla. Y por la noche, cuando estaba agotada de trabajar, no había cama para ella y tenía que dormir junto al hogar, sobre las cenizas. Puesto que siempre tenía un aspecto polvoriento y sucio, la llamaban... Cenicienta.

Escribe tu opinión